martes, 17 de marzo de 2009

Mirarse el ombligo



En estos días me viene a la mente una frase que mi viejo repite siempre: "No hay nada peor que no saber por que se esta mal". La ignorancia o la ceguera acerca de las causas que nos ubican en determinado lugar, puede llevarnos a interpretaciones de la realidad extrañas. Quedarnos en la queja continua, y culpando a cualquiera de lo que nos pasa (generalmente la culpa la tiene el que piensa distinto a uno). La dificultad en hacer un "mea culpa" pareciera que es algo inherente a la condición humana. Tan difícil ha de ser, que la mayoría prefiere tropezar toda la vida frente a la misma piedra.

El árbol siempre nos tapa el bosque. Lo que subyace en todas las estériles discusiones políticas que se escuchan hoy, es algo tan esencial e importante, como el modelo de país que queremos construir. Así de simple y así de conciso.

Y si, la dictadura y el neoliberalismo de los ´90 hizo estragos en la capacidad de pensar un poco mas alla. Hay que tratar de sacarse las anteojeras y lograr tener una mirada critica y retrospectiva de la propia realidad.

Y fundamentalmente hay que pensar que pais queremos: el de unos pocos que vivan bien mientras la gran mayoria revuelve tachos de basura en busca de comida, o un pais donde todos tengamos las mismas oportunidades, aunque eso equivalga a que yo tenga un poquito menos.

Lo que nos trajo tantos desencuentros en esta bendita Argentina, ha sido el egoismo y la falta de solidaridad de aquellos que tuvieron mejores oportunidades en la vida, y que siempre tienen miedo a perder sus privilegios . Se rasgan las vestiduras hablando de ""pobreza", "desocupacion", "inseguridad", pero evaden impuestos con un desparpajo que da asco. El repetir sin pensar el mito de que los gobiernos roban de los impuestos, demuestra una ignorancia absoluta del funcionamiento del Estado. El dinero que ingresa por impuestos esta blanqueado y registrado, es imposible que alguien pueda tocarlo sin justificar su salida. (Y si hay algo en lo que somos expertos los argentinos es en burocracia). Sin el dinero de los impuestos, no hay posibilidad de construir, ni de ayudar a los que menos tienen, ni de mejorar la calidad de vida de todos.

Creo que a algunos en realidad no les interesa la pobreza. Lo que quisieran es no verla, no cruzarsela en los semaforos de las esquinas, ni vendiendo chucherias para subsistir, ni cuidando coches, ni juntando cartones... al mejor estilo de Cacciatore, que queria levantar paredes para que no se vieran las villas de emergencia durante el Mundial 78. No importa la causa, ni brindar soluciones ni mucho menos si se trata de aportar algo de lo que tienen para ayudarlos a salir adelante.

Y asi estamos, mezclados en un cambalache donde todo lo que importa es el YO, lo MIO, lo sectario, el individualismo... Y en ese lugar es desde donde nos intentan manejar con el miedo. Un miedo visceral a perder lo que tenemos, como si eso determinara la esencia del ser.

Pero si che, ¿Para que pensar en que puedo hacer yo?? Solo con marchas, cacerolas y reenvio de mails, solucionamos todo!!

Desde ahi intentan construir...

Con falta de compromiso, indiferencia, etica acomodaticia, superficialidad y egoismo en su estado mas puro...en fin, "Al que le quepa el sayo, que se lo ponga."


ELENA CALVÍN
MARZO 2009


**Osvaldo Cacciatore: Intendente de facto de la Ciudad de Buenos Aires entre 1976 y 1982 durante el llamado Proceso de Reorganización Nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails