viernes, 11 de marzo de 2011

* 11 de Marzo* de 1973 - Campora al Gobierno, Peron al Poder*


Hector Campora en la máxima magistratura, quien un mes después declinará en favor de Perón. Este documental periodístico nos muestra los pormenores del acto, entre los cuales se destaca, la presencia del Presidente Chileno Salvador Allende en ese momento. Registro filmico historico.

 

Héctor Cámpora se presentó en las elecciones de marzo de 1973 como candidato por el FreJuLi, debido a la proscripción técnica hacia Perón de la dictadura de Alejandro Agustín Lanusse, que determinaba que los candidatos presidenciales debían acreditar un período previo de residencia en el país, que Perón obviamente no podía satisfacer. La cláusula había sido diseñada ex profeso en contra de la candidatura de Perón. Como vicepresidente de la fórmula fue designado Vicente Solano Lima, del Partido Conservador Popular, un desgajamiento del antiguo conservadurismo de la provincia de Buenos Aires.

La fórmula Cámpora- Solano Lima alcanzó el 49.5% de los votos y la UCR ocupó el segundo lugar con un 25%. Como el FreJuLi no alcanzó más del 50% de los votos la legislación habilitaba una segunda vuelta o ballotage. Sin embargo, para evitar su segura derrota, la UCR renunció a ese derecho y aceptó la victoria de Cámpora, quien asumió el 25 de mayo de 1973, dándose así por finalizado el período dictatorial de la autoproclamada Revolución Argentina. Acudieron al acto de investidura, entre otros, el entonces presidente socialista de Chile, Salvador Allende, y el de Cuba, Osvaldo Dorticós, en la tradicional Plaza de Mayo se concentraron alrededor de un millón de personas para recibirlo.

"El delegado de Perón" para los peronistas y "el dentista" para los gorilas, nació en Mercedes, Buenos Aires, en 1909. Fue presidente de la Cámara de Diputados de la Nación entre 1947 y 1951. En 1955 fue encarcelado en el penal de Ushuaia, de donde logró fugarse. Convocado por Perón, fue su delegado político, se encargó de reorganizar el movimiento, ganar las elecciones y concretar su regreso. Fue elegido presidente de la Nación el 11 de marzo de 1973, cargo que ocupó durante 49 días, y al que renunciaría para posibilitar el acceso de Perón al poder efectivo. Murió en México en 1980. Por siempre será el querido "Tío" para las jóvenes generaciones de los '70.


 

 
11 de marzo de 1973, la sabiduría de Perón y la voluntad popular
(por Adolfo Rocasalbas*)


El año 1955 -el del mortal golpe macabro y sanguinario que algunos aún prefieren "olvidar"- marcó a fuego la involución nacional.

Retrógrados que procuraron reinsertar el país en un esquema agro-pastoril-colonial agotado, y concupiscentes amantes de doctrinas foráneas, se aliaron para derrocar a un gobierno reelecto el 11 de noviembre de 1951 por casi el 70 por ciento de los votos.

Lo que siguió es cronología conocida. Es preciso bucear en 1972 para comprender la trascendencia del proceso que desembocó en los comicios del 11 de marzo de 1973 y en el amplio triunfo del Frente Justicialista de Liberación (FREJULI), que inhumó más de 17 años de proscripción y permitió el regreso al poder de Juan Perón.

El 3 de enero de 1972 asumió la jefatura de la Armada el almirante Carlos Natal Coda. Se integró a la Junta Militar que, desde entonces, compartió con el general Alejandro Lanusse y el brigadier Carlos Rey. El presidente de facto -Lanusse-, concedió la personería política al peronismo el 26 de ese tórrido primer mes del año. El 7 de marzo Perón envió un documento avasallador.

"Si el gobierno anhela una solución justa y eficaz de su problema, debe dejar de manejar continuidades sospechosas, reformas aleatorias, el intento de construir planes de larzo plazo o de conformar elencos complicados de manejar. Debe llamar a elecciones en el más breve plazo para entregar el Gobierno y el poder al ciudadano que resulte electo en elecciones puras y limpias", afirmó el General exiliado en ese escrito memorable.

El 7 de abril el juez federal Luis Rodríguez declaró prescripta la acción penal contra Perón por "traición a la Patria", iniciada el 17 de mayo de 1956 por los "libertadores", aunque el Gobierno continuó haciendo oídos sordos: el día 13 creó el Consejo Nacional Económico y Social y designó como representante a Julio Oyhanarte.

El 22 de mayo Perón dispuso que la CGT se negara rotundamente a integrarlo y que se postergase la reorganización de "las 62".

No obstante y, por pedido oficial del embajador argentino en Madrid, brigadier Jorge Rojas Silveyra, el 18 de abril Perón fue autorizado a "gozar de mayor libertad de acción" en España. El 3 de mayo Lanusse dispuso que el 25 de marzo de 1973 se realizaran elecciones y que el 25 de mayo asumieran los nuevos gobernantes.

El ex general solo respetó la fecha de entrega del mando y, según su decreto, los comicios "se realizarán sin ninguna clase de limitaciones, condicionamientos o exclusiones", a la par que definió en la ciudad de San Nicolás los lineamientos generales de lo que de forma pomposa denominó el Gran Acuerdo Nacional (GAN).

Clamó entonces altisonante: "Las elecciones sólo serán posibles en la medida que haya un acuerdo previo entre las Fuerzas Armadas y los partidos políticos en materia de programas, dinámica interna, reglas de juego y candidaturas". Perón respondió de forma inmediata que "el GAN, que solo está en la imaginación, tiene por objeto convocar a elecciones anticipadas para salvar así el prestigio y el honor de las Fuerzas Armadas. Claro, lógicamente, tiene que fracasar. ¡Como el objetivo es tan pequeño!".

Ajeno a aquel autismo de secta, el peronismo constituyó formalmente el 28 de junio de 1972 el Consejo Superior con la jefatura de Héctor Cámpora, en ausencia de Perón y su vice Isabel.

El 3 de julio Lanusse informó que el subsecretario General de la Presidencia, coronel Francisco Cornicelli -"vermichelli", para Perón- había sostenido ya en abril de 1971 con el exiliado conversaciones sobre "temas nacionales". Cuatro días después, aseguró: "Perón no será proscripto; a partir del 25 de agosto de 1972 los candidatos deberán acreditar residencia; ningún funcionario podrá aspirar a cargos electivos si a esa fecha conserva el puesto y se suspende la personería gremial de la CGT".

Sin embargo, agobiado y exasperado por la estrategia del sabio líder, Lanusse bramó el 27 de julio en el Colegio Militar ante mil oficiales superiores: "El gobierno actúa ante Perón enfrentando el mito con realidad y de frente. No me corren más a mí ni voy a admitir que corran más a ningún argentino diciendo que no viene porque no puede. Permitiré que digan porque no quiere, pero en mi fuero íntimo diré porque no le da el cuero para venir".

Según Pascal, "la grandeza de un hombre consiste en aceptar su propia pequeñez", aunque era al ñudo que lo entendiese Lanusse.

A la par que Perón le respondió el 31, entre otras cosas: "¡¿Quién lo ha metido a Lanusse a reformador, que no es asunto del arma de caballería!?", el 9 de agosto el futuro candidato y capitán Francisco Manrique renunció como ministro de Bienestar Social -creación del PRODE mediante- y, el 26, expiró el plazo de regreso de Perón para ser presidenciable.

Toda una treta. "No fui antes para no convalidar una medida arbitraria. La determinación de la residencia de los ciudadanos argentinos es totalmente inconstitucional", expresó el líder.

El 4 de octubre Cámpora entregó al brigadier mayor Ezequiel Martínez, secretario de la Junta, un "Plan de Reconstrucción Nacional" enviado por el General en dos capítulos: "Acuerdo para la Reconstrucción Nacional" y "Bases mínimas concretas para ejecutarlo" e, inmediatamente, Perón convocó a la prensa.

El 17 de octubre, finalmente, la dictadura promulgó la ley 19.805 de convocatoria a elecciones para el 11 de marzo de 1973. Un mes después y bajo un diluvio, luego de 17 años y dos meses de exilio, al viejo conductor le dio el cuero y regresó a la Patria a bordo del charter DC-8 Giuseppe Verdi de Alitalia, que tocó pista en Ezeiza a las 11.08 con 130 invitados a bordo. Al día siguiente, un derrotado Lanusse aceptó su traslado hacia la casa de Gaspar Campos, en Vicente López. El propio Ricardo Balbín interrumpió de inmediato una gira política ante un pedido de reunión del General.

Un hecho fundamental ocurrió el 20 de noviembre en el ya desaparecido restaurant "Nino" de esa localidad bonaerense. Ese día deliberó una asamblea convocada por Perón -partidarios, CGT, CGE, "las 62", agrupaciones del interior incluidas- que conformó una mesa de trabajo que, el día 23, acordó pautas de coincidencia.

Lanusse sólo atinó el 5 de diciembre a designar al general López Aufranc como comandante general electoral.

Ese mismo día quedó conformado el FREJULI con casi todas las fuerzas partidarias que habían estado en "Nino" y, el 7, se aprobó su plataforma electoral. Una semana después, un distendido Perón partió hacia Paraguay y renunció a su candidatura presidencial.

El 16 de diciembre el Congreso Nacional del PJ proclamó la fórmula Cámpora-Vicente Solano Lima. En el epílogo del `72, el costo de vida anual había sido del 64,1 por ciento. Una etapa había sido sepultada y la esperanza popular apuntaba a marzo.

Los argentinos aguardaban esperanzados y ansiosos el calendario electoral luego de largos años de lucha y resistencia.

El 2 de enero de 1973 había vencido el plazo legal de presentación de listas de candidatos a presidente y vice de la Nación.

Fueron ocho las nóminas oficializadas: Cámpora-Solano Lima por el FREJULI: Balbín-Eduardo Gamond (UCR); Oscar Alende-Horacio Sueldo (Alianza Popular Revolucionaria); Manrique-Rafael Martínez Raymonda (Alianza Popular Federalista) y Jorge Abelardo Ramos-José Silvetti por el Frente de Izquierda Popular (FIP).

También se presentaron el brigadier Martínez (que "sabía y podía", según su lema electoral)-Leopoldo Bravo por la Alianza Republicana Federal; Julio Chamizo-Raúl Ondarts (Nueva Fuerza, respaldada por Alvaro Alsogaray); el inefable Américo Ghioldi-René Balestra (Partido Socialista Democrático) y Juan Coral-Nora Sciapone (Partido Socialista de los Trabajadores).

El FREJULI inició la campaña el 21 de enero con un masivo acto en el parque municipal de San Andrés de Giles, de donde era oriundo Cámpora. De forma sarcástica, el 5 de febrero el gobierno decidió inhabilitar a Perón para regresar al país hasta que asumiesen las nuevas autoridades. Esa determinación caldeó aún más los violentos ánimos preelectorales. Pero esto es material para otro comentario.

El 8 de marzo se clausuró la campaña política nacional y, el domingo 11, fueron finalmente a las urnas 14.065.473 electores, de los cuales 7.028.379 eran mujeres y 7.037.094 hombres. Al día siguiente se anunció que, en principio, el FREJULI había obtenido el 49 por ciento de los votos, por lo que el propio ministro del Interior, el radical Arturo Mor Roig, -luego asesinado- descartó por "innecesaria" la convocatoria a segunda vuelta.

Cámpora difundió de inmediato un mensaje de Perón, a través del cual el viejo líder felicitó a los peronistas por "la tarea desarrollada"; exhortó a los futuros gobernantes a tratar de reducir "lo más rápidamente posible las necesidades de los sectores más humildes" y convocó a todo el pueblo a la unidad.

Alende, cuarta fuerza electoral, no dudó en respaldar al FREJULI el día 17. Finalmente, el 30 de marzo la Junta Militar anunció el resultado comicial: 5.908.414 votos (49,56 por ciento) para el FREJULI y 2.537.605 (21,29) para el radicalismo, por lo que la Cámara Electoral dispuso la realización de una segunda vuelta que Balbín declinó sostener. Así, esa misma Cámara proclamó a Cámpora-Solano Lima el 3 de abril y convocó a balotaje para el 15 de ese mes en la Capital y 13 provincias. El peronismo ganó en 12 de 14.

Perón regresó definitivamente al país el 20 de junio de 1973, ganó por casi el 64 por ciento de los votos su tercera presidencia el 23 de septiembre -el mismo día de su derrocamiento en 1955 a manos de los "libertadores"- y asumió el 12 de octubre.

Cuenta Hegel, en su magnífica "Filosofía de la Historia", que alguna vez Napoleón, hablando con Goethe -el gran vate alemán-, le advirtió que la política había sido suplantada por la tragedia, pues aquella había sido absorbida totalmente por esta.

Era imposible que Lanusse y sus socios comprendiesen siquiera a regañadientes "la tragedia" en la que sumieron el país.


FUENTES:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails